BIENVENIDO A COCINA Y VINO!

Gastronomía alemana en carritos

Al contrario de lo que se dice de la cocina inglesa –caricaturizada como un menú en blanco, tachada de insípida y beneficiaria de la influencia asiática–, la alemana suele ser descrita como una cornucopia de platos tan variados como exquisitos y profundamente arraigados en la cultura germana. No obstante, es el döner kebab de origen turco y no el alemanísimo kartoffelpuffer, por ejemplo, lo que está siendo comercializado en Estados Unidos como “el fast food más popular en la tierra de Goethe”.

Cuestión de gustos

Atravesada por una vara vertical, un trozo de carne se asa mientras gira sobre su propio eje. Cuando está listo para ser degustado, finas lonjas de cordero, ternera o pollo son cortadas y servidas con salsas y vegetales diversos en un pan de pita. Este es el ciclo sin fin que se observa tanto en los puestos de kebabs de las urbes alemanas como en los inaugurados recientemente en Seattle o Dallas. Muchos de estos nuevos negocios han sido fundados por alemanes; pero las recetas han sido adaptadas al paladar de los estadounidenses.

“Yo preparo el pollo tal como lo preparamos en Alemania. En el caso de la ternera, yo la cocino antes de colocarla en el asador”, comenta Karsten Werner, dueño del Frankfurt Döner Kebab en Atlanta, explicando que los lugareños prefieren su carne bien cocida por razones de higiene. Eso convierte a la vara giratoria en un elemento meramente decorativo, usado para mantener la ternera caliente. Otra diferencia: el pan. “Yo empecé usando pan de pita, pero los comensales me dijeron que preferían el sabor del pan persa por ser más tenue”, acota Werner.

Döner kebab, melting pot

Karl Rosa, otro nativo de Fráncfort del Meno, montó un puesto de kebabs sobre ruedas en Fort Meyers, Florida, a mediados de 2012. Rosa se percató de que tenía a un público cautivo: inmigrantes alemanes, turcos y soldados estadounidenses retirados que habían vivido en Alemania. “A los gringos les gusta la carne bien aderezada. Nosotros la marinamos y usamos más especias de las que uno encontraría en Alemania”, cuenta el empresario, agregando que su pan es preparado todas las mañanas por un panadero alemán.

En Austin no hay un puesto de kebabs, sino cinco; todos pertenecientes a la cadena Verts de Dominik Stein y Michael Heyne. Estos alemanes abrieron su primer local en 2009, mientras estudiaban en la Universidad de Texas para convertirse en administradores de negocios, y aparecieron en el Libro Guinness de Récords Mundiales en 2011 con el puesto de comida más pequeño: ellos preparaban y vendían sus döner kebabs en un coche modelo Smart. Ahora, Stein y Heyne saben por experiencia que la mezcla de culturas puede generar buenos dividendos. 

FUENTE: www.dw.de

comments
Artículos relacionados
Cocina
Este indispensable condimento tiene muchas variaciones que vale la pena conocer
Especiales
¿En qué se diferencian dos de los principales medios de evaluación a los restaurantes?
Gastro Shows
Algunas nos darán risa, otras enaltecen el amor y un documental que nos relata los dramas bélicos desde la mirada de los...
Especiales
Algunas combinaciones que se han convertido en clásicos pizzeros
Noticias
El Anuario de Cocina de la Comunitat Valenciana, que ha sido presentado hoy en Valencia por su autor, el periodista Antonio Vergara, hace un...
Artículos del Autor
Eventos
En su tercera edición se presenta el Foro de Periodismo Gastronómico en Barquisimeto
Cocina
  Conoce los diferentes tipos de aceitunas que siempre consumimos
Cocteles
Un trago dulce, cremoso y típico de Canadá, con el sabor cálido de la nuez moscada
Noticias
El ministerio japonés de Medio Ambiente colocó a esta especie en su lista roja de peces en peligro de extinción
Innovación
La gastronomía molecular fue la estrategia de esta marca para promocionar sus productos

@Cocinayvino

Mondaditos de queso de cabra. Receta de Pocho Garcés