BIENVENIDO A COCINA Y VINO!

Macaron, el irresistible francés

Este rico bocado hecho a base de almendras, huevo y azúcar es un delicado pastelillo de origen francés. De hecho, es en la pastelería Ladurée , en París, donde hacen los más famosos y ricos del mundo, un local con decenas de años de tradición y que cada temporada añade un nuevo sabor a su larga lista para el deleite de sus visitantes.

Nosotros te vamos a enseñar el modo de hacer este dulce. Es importante que uses una balanza y que midas con precisión para que los ingredientes sean exactos.

Ingredientes para una docena, 24 mitades, de macarons

70 gr de almendra molida o harina de almendra

125 gr de azúcar glas

50 ml de claras de huevo

1/2 cucharadita de azúcar vainillado

Colorantes alimentarios

Rellenos para los macarons al gusto

Preparación

Mezclamos la almendra molida con el azúcar glass y lo tamizamos. Reservamos.

Montamos las claras y cuando empiecen a espumar añadimos el azúcar vainillado espolvoreándolo. Un secreto es que, para conseguir unos buenos macarons las claras tienen que haber perdido humedad y esto se consigue dejándolas “envejecer”. Para ello las podemos dejar varios días en el frigorífico o bien un día en la nevera y unas horas a temperatura ambiente.

Añadimos el colorante a medio batido. Seguimos montándolas hasta que tengan punto firme, como de merengue. Podemos separar la masa en varias partes para hacer los macarons de diferentes colores.

Una vez montadas tenemos que añadir la mezcla anterior de azúcar glas y almendra. Lo añadimos en varias tandas y con movimientos envolventes, cuidando no bajar mucho la mezcla al principio.

La masa nos debe quedar fluida, pero no desparramarse al echarla, no debe perder la forma. Podemos probar con un poco en una manga y sobre un plato. Debemos apoyar la manga totalmente y apretar para formar el círculo, no debe esparcirse y si queda algún pico debe desaparecer a los pocos segundos. Si no tenemos este punto todavía, podemos mover un poco más la mezcla para que se vuelva más fluida.

En una manga pastelera de boquilla redonda meteremos la masa. En un papel vegetal se ponen los círculos de masa, pequeños, hechos con un movimiento rápido. Al terminar, se dan unos golpecitos a la bandeja para eliminar las burbujas de aire. Se dejará reposar sin corrientes de aire hasta que la parte superior quede seca y se pegue a la yema de los dedos.

El horno estará precalentado a 150°C. Se introducen los macarons y se mantienen por 10 minutos más o menos. Para saber que están hechos se debe ver la parte superior completamente lisa y su pie.

Luego, se pueden rellenar las mitades de la crema que se quiera.

comments

@Cocinayvino

Receta de Pata e grillo, paso a paso de este plato larense