BIENVENIDO A COCINA Y VINO!

Las bondades de la lechosa

La lechosa se destaca por sus diversas bondades alimenticias y curativas, descubre en qué te beneficia este fruto

Laxante y digestiva:

Las hojas y las semillas son anti ulcerosas y antiasmáticas. Ingerida junto con los alimentos principales, la lechosa es digestiva, y si se consume en ayunas actúa como un laxante suave. El cocimiento de sus hojas se utiliza como antiasmático, bebiéndose 1-2 tazas al día. Mezclando dos hojas de lechosa con una ramita de hierbabuena, e hirviéndolas en medio litro de agua, se obtiene una infusión muy útil en caso de dispepsia, gases o úlcera gástrica

Para expulsar los parásitos intestinales:

Puede usarse tanto el jugo de lechosa (una cuchara en ayunas, varios días seguidos) como las semillas (se machacan dos cucharadas de semillas secas y se cocinan con la cantidad de agua equivalente a un vaso durante cinco minutos; se cuela el líquido y se toma en ayunas) y hasta se mezclan varias gotas de la savia de la lechosa con una cucharada de leche, y se toma también en ayunas.

Contra el Parkinson:

El científico Luc Montagnier, conocido por ser co-descubridor del virus del Sida, le recomendó al ahora beato Juan Pablo II, seguir un tratamiento con extracto de lechosa fermentada para aliviar los síntomas del Parkinson que sufría en los últimos años de su pontificado. En ese caso, eran los antioxidantes abundantes en la lechosa los que ejercían el efecto curativo. Lo que buscaba Montagnier era contrarrestar la oxidación de las proteínas cerebrales añadiendo antioxidantes a la dieta del papa a través de la lechosa fermentada.

Efectivamente, la lechosa es muy rica en antioxidantes, vitaminas A y C. Y por ello resulta muy recomendada para prevenir el efecto del envejecimiento prematuro, el deterioro mental, el cáncer y otros problemas degenerativos.

Si tuviéramos que resumir, la lechosa resulta especialmente indicada para problemas digestivos crónicos como la gastritis, gastroenteritis, colitis, estreñimiento, colon irritable y para prevenir enfermedades degenerativas mentales y físicas.

La lechosa tiene una carga calórica muy baja, por lo que es aprovechada por quienes quieren mantener su peso o realizan dietas para rebajar.

El mayor y principal aporte que proporciona es su abundancia de papaína, una enzima capaz de descomponer las proteínas en trozos más pequeños, por lo que produce un efecto activador de la digestión.

Comerla, o ingerirla licuada contrarresta inflamaciones en el hígado, riñones y ovarios.
También puede ahorrarle un par de años antes de visitar al cirujano plástico ¡genial!

comments
Artículos relacionados
Etiqueta
Combina lo clásico, lo nuevo y tu toque personal para encantar a tus invitados
Artículos
Poco se imaginaron los conquistadores que llegaron a las tierras hoy llamadas México, el guajolote nativo se convertiría en un...
Portadas
Cocina y Vino celebra sus 15 años, edad que suma las 60 ediciones con un especial acerca del famoso chef británico que...
Especiales
Similar al roscón de Reyes, este dulce navideño no puede faltar en la mesa catalana
Cocina
Para obtener los beneficios de las frutas, deben conservarse correctamente. Algunas incluso pueden congelarse
Artículos del Autor
Prensa
El SIG es un evento mediático, donde los visitantes convergen en un espacio para encontrarse con los que hacen posible el...
Vinos y destilados
  Existen algunos trucos que ayudan a que esos vinos se mantengan en buenas condiciones por más tiempo una vez abierta la...
Personalidades
Hoy nuestro querido Armando Scannone cumple sus primeros 90 años. Sus “primeros 90 años” parece un decir,...
Desayunos y meriendas
Seguro que si los preparas un fin de semana para desayunar, tu familia querra repetirlos
Gastro Shows
La receta de los tan famosos tacos de spaghetti de la conocida serie iCarly ¡está aquí!

@Cocinayvino

Mondaditos de queso de cabra. Receta de Pocho Garcés