BIENVENIDO A COCINA Y VINO!

Diferencias entre la dieta vegana, macrobiótica y vegetariana

vegano

Desde un tiempo para acá vemos en muchas películas o al menos hemos escuchado hablar sobre las dietas vegetarianas, vegana o macrobiótica, pero realmente conocemos muy poco sobre que tratan cada una de éstas, y no alcanzamos a comprender las diferencias entres ellas, por tal motivo les presentamos un abre boca con los matices existentes entre estas dietas basadas en productos de origen vegetal. 

Dieta vegana: Esta dieta excluye todos los productos derivados de la explotación animal, incluidos los huevos y los lácteos. Su fundamento es de carácter ético, motivo por el cual se define el veganismo más como una actitud respecto a los demás animales que como una dieta.

Dentro de ella encontramos una variante, la dieta crudivegana, la cual presenta como principio básico no cocinar los alimentos a temperaturas superiores a las producidas por el sol, es decir, unos 45 grados. También se la conoce como “alimentación viva” por defender que el hecho de no cocinar los alimentos hace que estos mantengan en mayor medida sus capacidades nutritivas.

Dieta macrobiótica: Esta dieta se asienta en una serie de principios o patrones filosóficos que tratan de alcanzar el equilibrio energético a través de la alimentación vegetariana y la energía Ying Yang de los alimentos.

La selección de los alimentos se lleva a cabo en función del clima, la estación del año en la que nos encontremos y, de forma especial, dependiendo de las características y necesidades nutricionales de cada persona. Los productos más utilizados en este tipo de dieta son los cereales como el arroz, el maíz y la cebada.

Dieta ovo-lácteo-vegetariana: Las personas que siguen este tipo de alimentación no consumen animales muertos; rechazan el consumo de carne en cualquiera de sus formas y orígenes, pero a diferencia de los veganos, sí ingieren productos de origen animal como la miel, los huevos, la leche o el queso, generalmente de producción ecológica y respetuosa con los animales y el medio ambiente.

Encontramos dos vertientes derivadas: los lacto-vegetarianos (consumen sólo vegetales y lácteos) o los ovo-vegetarianos (consumen vegetales y huevos). Si se incluye el pescado hablamos entonces de pescetarianos. Algunas personas tienen como objetivo el vegetarianismo puro o el veganismo y deciden iniciar ese camino a través de la dieta ovo-lácteo-vegetariana.

 

comments

@Cocinayvino

Receta de Pata e grillo, paso a paso de este plato larense