BIENVENIDO A COCINA Y VINO!

El picante del jengibre en un sorbo

te-jengibre

El jengibre es una planta de raíces nudosas, también se conocien como rizomas. Se caracteriza por tener un sabor bastante peculiar: picante dulzón. Su nombre, proveniente del indoeuropeo, significa 2cuerpo de cuerno". Crece en las regiones tropicales del mundo, pero el más comercializado es el proveniente de China y Perú.

La infusión de jengibre se ha usado para el tratamiento de las náuseas producto del embarazo o generadas por el movimiento que genera viajar en medios de transporte. Además, se conocen sus beneficios para llevar a cabo una sana digestión, así como también para tratar el resfriado y el dolor de garganta. También se suma que dos de sus compuestos, los gingeroles y los fenoles, podrían tener efectos analgésicos.

El consumo de este producto se ha vuelto una tradición saludable y época de lluvias o de frío se recomienda para evitar la sensación de enfriamiento.

A continuación, una manera sencilla de preparar una infusión de esta aromática planta:

Para medio litro de agua se recomiendan dos pequeños bulbos o uno mediano.

Se pelan los rizomas de jengibre en finas rodajas y se echan cuando el agua comience a hervir.

Se dejan cocinando por veinte minutos a fuego lento y con la tapa puesta.

Por último se cuela y, si se desea, se le puede añadir un poco de miel y de limón.

¡A disfrutar de su característico olor y de su peculiar sabor!
 

Vía: saborgourmet.com

comments

@Cocinayvino

Receta de Pata e grillo, paso a paso de este plato larense